Disfuncion erectil
Medicamentos
Productos de alta
calidad solamente!
Mejor
precio
Horas Laborales 09:00 - 17:00
Teléfono de España:
Teléfono internacional:

Qué es la depresión: definición, síntomas, tipos y causas del trastorno

Luctuosamente, la depresión, como señala la Organización Mundial de la Salud (OMS), es la segunda causa de muerte entre personas de 15 a 29 años. Afecta a la vida laboral, familiar, fraternal y personal de miles de personas. Eso sí, gracias a los progresos de la ciencia y la psicología, sus causas pueden atacarse vía terapia psicológica y medicamentos antidepresivos. 

Qué es la depresión: definición y causas en jóvenes, hombres y mujeres 

Según la OMS, la depresión es una enfermedad. No obstante, múltiples psicólogos y psiquiatras niegan rotundamente esta clasificación. Arguyen que, nosológicamente hablando, no cumple con las condiciones de enfermedad, pues su base biológica es dudosa y el rango de síntomas tan amplio que conlleva un alto componente subjetivo.

Si te preguntas qué es la depresión, una definición similar a la de Wikipedia es enfermedad o trastorno mental que se asocia a una sima de tristeza, una pronunciada desazón anímica, baja autoestima y pérdida generalizada de interés en lo disfrutado previamente. Un notable descenso de las funciones psíquicas y físicas es posible asimismo.

Artículo relacionado: A muy buen precio y sin receta: Cómo comprar Prozac online en España

Etológicamente, las causas más comunes de depresión:

  • Fallecimiento de un deudo cercano o querido.
  • Problemas con el alcohol u otras drogas legales o ilegales.
  • Contratiempos de carácter laboral o económico.
  • Ruptura sentimental.
  • Fases vitales concretas, como la menopausia, la vejez o la etapa posparto.
  • Genética y enfermedades varias.

Los síntomas de la depresión van más allá de la ansiedad o la tendencia al suicidio

Ya visto el significado, ahora toca listar los síntomas de la depresión. Es complicado que dos seres afectados coincidan al 100 % en sintomatología. Porque este trastorno va más allá de la ansiedad, el estrés o las ganas de morir.

  • Altibajos de peso alarmantes e inexplicables.
  • Fatiga o escasa energía.
  • Efectos físicos, como dolores articulares o musculares.
  • Intentos suicidas.
  • Insomnio o hipersomnia.
  • Inactividad y retraimiento que interfieren laboral o personalmente.
  • Desesperanza e inutilidad.
  • Autoodio, culpa desenfrenada, ánimo irritable, susceptibilidad extrema.
  • Incapacidad para concentrarse o desarrollar la inteligencia de forma normal.
  • Pérdida de predilección por acciones que anteriormente generaban placer (sexo, hobbies, tiempo de calidad con amigos o familiares).

Qué tipos de depresión existen y cuánto dura este trastorno

A la hora de aprender cómo detectar la depresión, analiza los tipos existentes. Al ser un trastorno mental, su manifestación varía significativamente entre individuos.

  • Crónica: La depresión crónica o trastorno depresivo persistente (PDD, por sus siglas en inglés) consiste en un estado de ánimo bajo persistente.
  • Mayor (erróneamente llamada severa por una mala traducción): La depresión mayor se caracteriza por un estado de ánimo bajo, con sentimientos de tristeza e ira, que interfiere notoriamente en la vida diaria del afectado y dura amplio periodo de tiempo.
  • Posparto: Aparece tras dar a luz o un año después de este suceso. Generalmente, es moderada.
  • Psicótica: Se caracteriza por acompañarse de síntomas psicóticos (pérdida de contacto con la realidad e ideas delirantes).
  • Estacional: Se experimenta en los meses de invierno y aquellos correspondientes al periodo otoñal, de ahí el nombre de estacional. La falta de luz contribuye a ella.
  • Bipolar: La depresión bipolar está acompañada de cambios de ánimo que van de la tristeza más absoluta a la manía. Los estados de ánimo bipolares se mantienen en el tiempo durante días o semanas.
  • Unipolar: La depresión unipolar no presenta periodos de manía y suele caracterizarse por una baja concentración y capacidad para procesar la información.

La concepción de la variante neurótica está ya desterrada. La neurótica era una forma de referirse a la depresión cuya procedencia se consideraba intrapsíquica. Por otro lado, la depresión respiratoria es otra cosa: estriba en la insuficiencia o dificultad para respirar normalmente, (algo típico de enfermedades tipo coronavirus). Más allá del coronavirus, psicológicamente, la dificultad respiratoria se encuentra entre los signos típicos de un ataque de ansiedad, que sí puede ser parte de un cuadro depresivo.

Cómo saber si tengo depresión, ya sean síntomas leves o su variante mayor

Probablemente, te estés preguntando «cómo saber si tengo depresión». Puedes hallar algún test indicativo en internet. Una vez hecho el test, si crees que todos los signos apuntan realmente a este trastorno, consulta a un médico especializado. Ten en cuenta que en la vida hay fases de tristeza o fuerte estrés que no necesariamente indican una depresión. Características típicas de la depresión, como el cansancio, pueden encontrar su razón de ser en otros problemas de salud. Un descenso en el deseo de sexo tampoco tiene que implicar que sufras de ella.

Fíjate en los síntomas leves, así como si estás teniendo problemas con el alcohol o cualquiera de las consecuencias de la depresión que conllevan dolores físicos musculares o articulares. Las emociones desesperanzadoras pueden ser corrientes, solo pondera cuánto duran. Aprender cómo detectar la depresión puede ser crucial para abordarla antes de que vaya a más. Para ello, fíjate en la sección de síntomas previa y analiza la intensidad y duración de los que padezcas.

Las consecuencias de la depresión pueden ser nefastas, ¡busca ayuda!

Puede tratarse con psicoterapia, pero también con medicamentos inhibidores de la recaptación de la serotonina, que influyen además en otros neurotransmisores (dopamina). La sustancia medicamentosa no es milagrosa, con lo que lo significado ha de ser siempre la terapia psicológica. Además, has de vigilar los efectos secundarios de los antidepresivos, como ciertos mareos o cansancio durante las primeras tomas. De todas formas, para personas en menopausia, con depresión crónica recurrente o incluso ansiedad, los antidepresivos pueden ser muy útiles.



Utilizamos cookies para mejorar su experiencia de usuario/a. Al continuar su visita a este sitio, acepta el uso de cookies.

Entendido